Una de los mejores productos que la naturaleza nos brinda para el organismo es sin duda la lavanda, ésta planta es ideal para agregarla a la limonada, ya que tiene una gran cantidad de propiedades sobre nuestros sentidos.

El aceite de lavanda posee increíbles propiedades sedantes, anti-inflamatorias, anti-hongos, antidepresivas, antisépticas, antibacterianas, antimicrobianas, antiespasmódicas, analgésicas, desintoxicantes, hipotensoras.

Investigadores de Florida, han encontrado que los beneficios del aceite de lavanda incluyen la reducción de la ansiedad y la reducción de las tasas de pulso en estudiantes de enfermería que toman pruebas de estrés. Y en el ámbito hospitalario, la aromaterapia con lavanda se ha demostrado que disminuye la angustia previa a la cirugía, y que es más relajante que el masaje o simplemente un descanso.

Cómo preparar Limonada de lavanda

Ingredientes

  • 1 taza de miel de abeja
  • 12 tazas de agua pura
  • De 1 a 5 gotas de aceite esencial de lavanda (Dosifica según tu gusto)
  • Jugo de 6 limones pelados
  • Ramitas de lavanda para decorar
Para prepararlo sólo debes mezclar la miel con el agua, los limones y el aceite de lavanda. Luego deja reposar la jarra en el refrigerador ya que cuanto más fresca ¡Más deliciosa quedará!

Disfruta de los beneficios del aceite esencial de lavada

Cómpralo en línea aquí