Los rayos del sol y el viento pueden provocar que los labios pierdan humectación

Por suerte, existen remedios naturales que permiten nutrir los labios a profundidad prescindiendo de los productos químicos.

Algunos de ellos son la miel y el aceite esencial de lavanda, dos ingredientes que proceden de la naturaleza, que dejan a un lado las sustancias artificiales y que ayudan a mantener los labios hidratados, suaves, sedosos y libres de pielecitas muertas.

¿Te animas a aprovechar sus múltiples ventajas poniendo en práctica el truco de belleza casero que hallarás a continuación?

Ingredientes:

-Una cucharada de miel de abeja

-2 o 3 gotitas de aceite esencial de lavanda

Preparación y uso

Mezcla el aceite esencial de lavanda y la miel de abeja.

Extiende el compuesto sobre los labios después de haberlos desmaquillado y realizando un suave masaje con las yemas de los dedos durante un par de minutos

Finalmente retira la mezcla con agua y seca los labios con un pañuelo.

No te olvides poner en práctica este truco de belleza casero todos los días si deseas presumir de unos labios hidratados y nutridos en poco tiempo.

La miel es rica en azúcares y tiene una textura rugosa fantástica para exfoliar los labios y eliminar las células muertas. El aceite esencial de lavanda, es rico en sustancias hidratantes que se encargarán de combatir la resequedad.

Aceite Esencial de Lavanda RSM

Te lo enviamos a tu hogar