La lavanda es una planta perenne de la familia de la menta

La familia Lamiaceae, también es conocida popularmente como la familia de la menta. Contiene más de 200 géneros y 3.200 especies individuales.

Es una planta muy aromática, las flores de se utilizan con frecuencia en perfumes. Su esencia se añade a jabones y cremas, es un excelente antiséptico, también es usada en seco para sachets que refrescan las habitaciones o armarios. La inhalación de su aroma tiene usos médicos para aliviar la ansiedad, insomnio y fatiga.

Crece en forma de maleza, sus hojas son simples. Las flores de esta planta medicinal son en forma de espigas, pequeñas de color azulado, violáceo, con un muy rico aroma. Además de ser una planta terapéutica, se utiliza como arbusto de ornamento, en caminos y jardines. Con fines medicinales se debe recolectar la plata al comenzar la floración.

La lavanda es considerada como la fragancia de los perfumes. La palabra perfume proviene del Griego significando  ‘a través del humo,‘ y en tiempos remotos se le utilizaba como agente fumigante. Los campos de lavanda cultivados parecen ser puerco espines con algunas ramas donde destacan los violeta de las flores. El aroma de lavanda imprime algo de dulzura y ricura con un toque herbal, floral y un suave balsámico amaderado. Su olor al evaporarse generalmente deja media nota. Sus efectos son de calma, refrescante, expansivo, enaltecedor y purificante.

Unas cuantas propiedades de la Lavanda: Es antibacterial, anticonvulsivo, antidepresivo, antinflamatorio, analgésico, antirreumático, antiespasmódico, antitóxico, antiviral, anticoagulante,  cicatrizarte, cordial, desodorante, descongestionante, diurético,  insecticida,  restaurativo, sedativo, sudorífico, tónico, y vulnerable.

¡Llévatelo a casa!!
2018-05-23T15:41:54+00:00