Loading...
Baño Forestal RSM2018-05-23T15:41:41+00:00

Baño Forestal como terapia de relajación

En Japón hay algo llamado “baño forestal” (Shinrin-yoku). Consiste en tomar largos paseos por el bosque y está considerado como algo similar a la aromaterapia.

Un baño forestal implica la visita a un bosque para relajarse y recrearse del ambiente de la naturaleza. Estos baños forestales fueron propuestos por primera vez en 1982. Ahora se han convertido en un reconocido método de relajación y actividad de gestión del estrés.

Ahora los científicos demuestran que un paseo tranquilo por el bosque, disfrutando de las vistas, los aromas, los suaves sonidos del bosque es terapéutico para la salud. Por supuesto que lo es, pasear por el campo aporta relax, bienestar, los aromas del bosque están plagados de aceites esenciales que tiene propiedades inmunoestimulantes y relajantes, la vista al mirar a horizontes abiertos aporta a nuestro cerebro una agradable sensación de calma y paz y el oído que por fin descansa del constante estrés del ruido ambiental, consigue aportar serenidad.

Solo el hecho de pasear por el bosque calma y sosiega la mente. En nuestros torbellinos del día a día de ritmo estresante, nuestra mente suele funcionar muy rápido, de manera repetitiva, y con un pensamiento circular, lo cual desgasta mucha energía y nos hace perder mucha eficacia, nuestro pensamiento se aturulla y la gestión del tiempo se nos atasca, y nos estresamos, queremos hacer muchas cosas pero tenemos la sensación de que no hacemos nada. Pensar en esas ocasiones en que tenemos un problema y hay que tomar una decisión, si lo pensamos en casa o en una oficina, entre cuatro paredes, el pensamiento se vuelve totalmente circular, empezamos a darle vueltas al problema, y no llegamos a ninguna solución, pasamos horas pensando para acabar en la misma frase en que empezó nuestro interminable diálogo interno. Una actitud terapéutica seria decir “ya lo pensaré luego, mientras doy un paseo por el bosque”, y, efectivamente, si abordamos un problema mientras andamos por una senda o camino del bosque, la mirada se pierde a lo lejos, en el horizonte, el entorno es totalmente relajante, con lo que nuestra mente aborda el problema desde el relax, no desde el estrés, nuestra adrenalina (hormona estresante) y nuestro cortisol (hormona de la depresión) bajan y el hecho de pensar mientras seguimos un camino lineal, hace que nuestra mente cambie su forma de trabajar, y en lugar de pensar de manera circular, empieza a pensar de manera lineal, obliga a nuestros pensamientos a ordenarse (de igual modo que cuando nos obligamos a escribir para solucionar un problema) nuestra mente ordena nuestros pensamientos en un inicio o planteamiento del problema, desarrollo de las características y opciones de acción al problema y por supuesto final y conclusión, lo cual nos evita malgastar energías increíbles en pensamientos circulares que no llegan a nada, y con un desgaste mucho menor de energía nos permite pensar con claridad y tomar mejores resoluciones.

Además, al pasear relajadamente por el campo, empieza a trabajar menos la parte racional y consciente de nuestro cerebro, la que se ocupa de las obligaciones diarias y el cerebro activa su parte más creativa e imaginativa, por lo cual, muchos ejecutivos que necesitan aportar ideas nuevas a sus trabajos, muchos escritores que buscan la inspiración, muchos artesanos y artistas encuentran la inspiración en este tiempo de sereno y relajado paseo por entre el bosque, en la que la parte del cerebro que siempre desgastamos se aquieta y deja espacio a la parte más creativa de nuestro cerebro que normalmente con las prisas del día a día no la escuchamos nunca, ni le damos tiempo para que pueda expresarse.

El mejor tratamiento para el sistema nervioso no es tomar medidas cuando ya estamos con ansiedades, taquicardias o depresiones, sino tomar medidas en nuestro día a día que equilibren el factor estresante de nuestras vidas, si estamos 8 horas en un trabajo estresante que menos que dedicar una o dos horas a andar por el bosque o a realizar deportes que nos desestresen, encontrar formas de equilibrar el desgaste que en nuestra sociedad, simplemente por el ritmo frenético en el que vivimos, sufrimos.

Pero además, el shinrin-yoku, no solo tiene el efecto que más o menos todos conocemos sobre nuestro sistema nervioso sino que es muy importante también para nuestro sistema inmunitario, sabemos que el sistema inmune y nuestro estado de ánimo están estrechamente relacionados, pero además, la abundancia de aceites esenciales que respiramos mientras paseamos por el bosque tienen un gran poder inunoestimulante, de hecho, cuando estudiamos aromaterapia vemos que una cualidad general a todos los aceites esenciales es que son bactericidas y muchos ellos incluso antibióticos. Los aceites esenciales tienen la cualidad de estimular nuestro sistema inmune y ponernos más fuertes. No iban nada desencaminados nuestros antepasados cuando para el tratamiento de afecciones respiratorias construían hospitales en plena montaña alejados de las ciudades. Respirar aire puro es sin duda indispensable para la salud de nuestros bronquios y pulmones y además para fortalecer nuestro sistema inmune.

De acuerdo a la investigación de Yuko Tsunetsugu, del Instituto de Investigaciones Forestales de Matsunosato, los bosques tienen un impacto en los cinco sentidos del ser humano:
 Visión:
~ Ver a las personas dando un paseo por un hermoso bosque disminuye la presión arterial y la frecuencia cardíaca. Esta visualización también disminuye la actividad prefrontal en el cerebro, que se relaciona con los sentimientos subjetivos de tranquilidad y alegría. El efecto sobre la presión arterial y la disminución del ritmo cardíaco también se constata cuando las personas están en habitaciones con un 45% de contenido de madera.
Olfato:
~ Los olores se asocian con el instinto y las emociones. Los Phytoncides de un bosque, inhalados a través de la nariz, tienen efectos fisiológicos. Disminuye la presión arterial, disminuye la actividad prefrontal, la ansiedad y la depresión disminuyen, la mente funciona de manera más eficiente y la respiración se ralentiza.
Tacto:
~ Tocar paneles de madera sin tratar o ligeramente pintados no aumenta la presión arterial, pero cuando los revestimientos de madera están pintados densamente, la presión arterial se mantiene elevada.
Sonido:
~ El sonido de una corriente de agua entre las rocas es relajante, por tanto disminuye la presión arterial y disminuye la actividad cerebral.
Gusto:
~ Los expertos aconsejan también tomarse un té o una infusión para que el sentido del gusto participe también de esta experiencia.

BENEFICIOS PARA LOS NIÑOS

Parece que los baños forestales son todo lo contrario a lo que un niño está habituado a hacer; sería una manera muy distinta de bañar sus días.  Estas personitas están siempre en constante movimiento y rebosando energía, o bueno, por lo menos eso es lo que la mayoría de padres creemos.

Lo ideal sería que los niños estén siempre jugando, corriendo, descubriendo su mundo; la actual realidad apunta a que la infancia de los niños padece de los mismos malestares que la vida de un adulto: ansiedad, estrés, falta de actividad física, deterioro en la salud física, mental y emocional. Además, con el aumento de las pantallas y las actividades sedentarias, se ha sumado la falta de aire libre.

Bueno, puede ser que no todos los baños de bosque sean tranquilos, a veces el deseo de correr o saltar se apoderará de los niños. Sin embargo, con que dediquen unos momentos a sentarse en presencia de los árboles o respirar, la terapia forestal será todo un éxito. Esta experiencia visual, sonora y olfativa tiene beneficios que repercuten en el presente y futuro de nuestros hijos.

Motivos valiosos para que los niños disfruten de un  baños de bosque:

Ayuda a contrarrestar los efectos dañinos de las pantallas al mejorar el sistema cognitivo y promover la actividad física. El verdor restaura un estado de alerta tranquilo, ideal para el aprendizaje y la concentración, en comparación con las actividades de la pantalla, que agotan la atención. Estudios muestran que la exposición a la luz solar puede reducir los síntomas de déficit de atención. Además, salir afuera inspira a cualquiera a caminar un poco y moverse.

Aumenta el funcionamiento del sistema inmunológico. Los árboles maduros que encuentres durante tus baños de bosque generan unos aceites esenciales (fitoncides) que los protegen de los insectos, hongos y bacterias. Cuando las personas inhalamos estas sustancias

Reducen el estrés. La mayoría de personas que entran en contacto con la naturaleza inmediatamente sientan que se encuentran en un espacio seguro, por lo que se relajan, reduciendo sus niveles de cortisol, la hormona causante del estrés.

Mejoran el estado de ánimo. Los paseos en el bosque nos permiten sentirnos alegres, basta un paseo para que nuestro cerebro segregue serotonina, el neurotransmisor encargado del placer y del humor. Los baños también incrementan la energía, reducen los niveles de ansiedad, depresión, angustia y fatiga. Además, salir a convivir con la naturaleza permite que los niños se liberen de sus frustraciones, de un mal día en la escuela, además de canalizar su ira o energía, convirtiéndola en armonía y energía positiva.

Reducen la presión arterial. Al estar relajado, tu corazón está tranquilo.

Mejoran el sueño. Investigaciones han demostrado que la exposición a la luz solar durante las primeras horas de la mañana puede ayudar a restaurar los ritmos circadianos alterados y ayudar a tener un sueño reparador.

¡Que los baños forestales sean tan esenciales como los baños regulares! Ambos nos ayudan a limpiar el cuerpo, la mente y el espíritu.

Fuente: Mayra Elisa B. Babycenter

 

Rancho San Martín te invita a formar parte de las caminatas que realizamos en los senderos de nuestro

bosque, en donde se observan majestuosos árboles y diversos tipos de vegetación.

¡El baño forestal recupera la tranquilidad del espíritu y desecha el estrés diario!

Tenemos cuatro rutas:

-Caminos de  RSM

-Sendero colindante con las barrancas

 -Caminata por veredas

-Caminata por la Barranca de San Lorenzo

 

¡ Te esperamos!

Disfruta con tu familia y amigos este mágico encuentro

ABIERTO SÁBADO Y DOMINGO

Entre Rancho Los Ciervos y el lago de Arcoiris Sport Fishing

Informes 01 2484830096
Celular 55 4026 4613

eMail: ventas@ranchosanmartin.com.mx

CONTACTO